Ojalá se queden, y que no se vayan: Astro en Niceto Club

Seis años pasaron desde la llegada de Astro a los escenarios argentinos para contagiar a sus primeros seguidores con la alegría de sus canciones. El tiempo pasó, el público se multiplicó, pero el aire festivo que siempre traen consigo permaneció intacto en cada show que brindaron, y el sábado en Niceto no fue la excepción.

Astro en Niceto. Foto por Matías Casal
Astro en Niceto. Foto por Matías Casal

Luego de las presentaciones de Los Asteroids y Los Animales Superforros, alrededor de las 22:30 los primeros sonidos del sintetizador indicaban el inicio de Maestro Distorsión, encargada de abrir el recital despedida de la agrupación chilena.

El setlist siguió con la bailable y divertida Colombo, festejada por el público que coreaba el estribillo “Ojalá se queden, y que no se vayan”, en alusión a la separación de la banda. La explosiva Caribbean también tuvo un buen recibimiento, aunque fue la única que tocaron de su segundo disco Chicos de la Luz.

Astro en Niceto. Foto por Matías Casal
Astro en Niceto. Foto por Matías Casal

Las onomatopeyas fácilmente reconocibles de Andrés Nusser y Zeta dieron comienzo a Mono Tropical, mientras algún que otro espectador se sumaba a la imitación de sonidos que ponían a cualquiera en una especie de selva nocturna, acompañada por luces bajas y concurrentes atentos a todo lo que sucedía arriba del escenario.

Irónicamente, cada canción que sumaban al show era una menos para el fin del mismo, y con esta melancolía subió Nusser tras un pequeño encore para interpretar de forma acústica Colombo. Los encendedores y las linternas de los celulares crearon un clima de mayor intimidad, que terminó generando el momento más emotivo del show que culminaba con un abrazo y los agradecimientos de la banda.

Astro en Niceto. Foto por Matías Casal
Astro en Niceto. Foto por Matías Casal

No obstante, si hay algo que sabe transmitir Astro son las ganas de moverse y cantar, de esta forma siguieron con una versión extendida de Manglares acompañada por una festiva percusión tocada por todos los integrantes de la banda al mismo tiempo.

Pepa, de su homónimo disco debut, fue la que finalizó el último recital de Astro – al menos por un tiempo – en Argentina. Con aplausos y la esperanza del pronto reencuentro, el público se despidió de una de las mejores bandas latinas del último milenio.

No Comments Yet

Comments are closed