Anomalía: “La autogestión es la única manera que conocemos para hacer lo que nos gusta”

Estuvimos conversando con los chicos de Anomalía, un joven colectivo y sello independiente. Nos cuentan como surgió esta movida, como produce y con qué bandas están trabajando. Sus conjuntos musicales van desde el math rock al indie rock. Conocelos en la previa de una nueva edición de su festival.

Foto por Santiago Rojo.

anomalía es un colectivo de artistas con la experimentación y el acercamiento no tradicional a la música como búsqueda en común. El ciclo homónimo es la cara visible del colectivo, con 14 ediciones desde 2015 hasta hoy, además de los festivales anuales enmarcados bajo el nombre Anomalía Fest.

El sello anomalía ediciones tiene como fin concentrar, editar y difundir el material producido por las bandas del colectivo y afines en un mismo lugar.

Responden: Sebastián Ayala (archipiélagos / Diente de Oro); Juan Godfrid (Malviaje) y Diego Manatrizio (Hungría)

P.B.:  ¿Cómo nace anomalia?

Sebastián: anomalía nace a partir de una necesidad de generar un espacio para bandas que, si bien todas tienen su propia impronta, tienen al math rock como común denominador; un estilo musical relativamente nuevo en esta parte del mundo y que, en los albores del sello/colectivo, ya contaba con algunos exponentes.

Juan:  El colectivo anómalo comienza a gestarse a fines de 2015. Las bandas que formaron el núcleo ya venían tocando juntas desde hacía algunos años.

Sebastián: El gérmen fue una serie de tres fechas llamadas FestiMath, en el cual las bandas participantes fueron una constante: archipiélagos, Hungría y dislexia free. Para cuando llegó el momento de hacer la cuarta edición de ese ciclo (cuyo nombre nos resultaba más arbitrario que premeditado, medio en joda y medio en serio) decidimos organizarnos y hacer de esto un colectivo de bandas; sumamos a Diente de Oro y nos consolidamos bajo el nombre de anomalía. Poco después se incorporaría Malviaje, luego Kjjjjjjjjj y finalmente nacería el sello anomalía ediciones.

Juan: Entendimos que si no lo hacíamos nosotros y en conjunto, no íbamos a poder llevar a cabo lo que nos interesaba. Además de organizar el ciclo y editar los discos del catálogo, soñábamos con poder realizar un festival netamente de math rock en Argentina, algo impensado hace unos años y que pudimos concretar en las ediciones del Anomalía Fest.

Foto por Santiago Rojo.

P.B.:  ¿Cómo funciona y quiénes lo forman?

Sebastián: Actualmente el colectivo está compuesto por integrantes de archipiélagos, Hungría, Diente de Oro y Malviaje.

Juan: Entre nosotros nos dividimos las tareas que tener un sello implica: la curaduría del catálogo y del ciclo, imagen, comunicación, prensa, producción, audiovisuales, incluso de relaciones exteriores. ?Lo bueno de este grupo de trabajo es que cada área está ocupada por gente con vocación para ese rol y hemos sabido repartir bien las tareas.

Sebastián: Además del ciclo bimestral, tenemos un sello semi-virtual, concentrado en nuestro bandcamp, y disponemos de varias ediciones físicas del material de las bandas del catálogo. También organizamos un festival anual en el cual desfilan las bandas del catálogo y otras invitadas.

P.B.:  ¿Qué tan importante es la autogestión para este colectivo?

Sebastián: Creemos que la autogestión es un elemento clave en el colectivo y sello. Fue gestado con ese espíritu, el de hacer nosotros mismos lo que nadie más estaba haciendo. Eso te da la libertad de hacer lo que quieras, no responder a las expectativas de nadie más que las propias, y generás otro tipo de diálogo con el público, el cual entiende de qué vamos y nos apoya desde hace tiempo.

Juan: La autogestión es la única manera que conocemos para hacer lo que nos gusta. Hacer cosas con amigos siempre es más fácil, pero a la vez ponemos mucho compromiso y seriedad. Trabajar por y para anomalía se volvió una tarea diaria y es para nosotros como tener una banda más.

Foto por Santiago Rojo.

P.B.: ¿Cuál es la manera de producir, editar y armar sus propios conciertos?

Juan: Como comentábamos, las tareas del sello están divididas por sectores de trabajo. En este caso, Diego Manatrizio (Hungría) es el encargado de la curaduría del ciclo y logra que cada edición mantenga una coherencia musical.

Sebastián: Diego tiene una lista con posibles bandas a tener en cuenta para futuras ediciones y las decisiones se resuelven de manera democrática; se vota por sí, por no, o se proponen alternativas. Cada anomalía está curada por una de las bandas núcleo, la cual está acompañada de otras dos bandas. Ahora estamos haciendo participar a bandas que no hayan estado en ninguna de las ediciones pasadas, con el espíritu de darles una plataforma que quizás no encuentren en otra parte, poder tocar para un público que ya está familiarizado con el ciclo y lo que representa.

P.B.: ¿Qué géneros musicales podemos encontrar?

Sebastián: Si bien el común denominador de las bandas suele ser el math rock, no es algo excluyente. Las bandas que pasaron por el ciclo y forman parte de nuestro catálogo abarcan una variedad de géneros muy amplia, entre los cuales están el emo, indie rock, post rock, rock progresivo, rock alternativo, noise, rock psicodélico, etc.

Juan: Lo importante es que todas las bandas cuentan con la experimentación y el acercamiento no tradicional a la música como búsqueda en común. Del math rock es interesante que las bandas no se parecen entre sí. El sonido de haikus nada tiene que ver con el de YON, y a su vez el de YON nada tiene que ver con el de Puerto Austral, ni el de Puerto con el de TOTS, y así con casi todas las bandas que incursionaron en el estilo.

Foto por Leo Bazán.

P.B.: ¿Cómo ven la escena independiente en Argentina?

Sebastián: Argentina siempre tuvo una oferta musical de gran calidad, pero lo que está sucediendo hace un par de años es que, principalmente gracias a internet, hay personas que pasaron de tocar solos en su casa a encontrar gente con intereses afines y con quienes pueden armar un proyecto, y gracias a esto hay una explosión de bandas de géneros que antes no encontrabas acá. Internet es un elemento clave en toda nuestra movida: tenemos un grupo de Math Rock que nos ayuda a difundir no sólo nuestra movida y el material de las bandas que forman parte, sino que además han nacido varias bandas que terminaron formando parte de la misma. Es un circuito que se retroalimenta de manera muy positiva.

Juan: No pasa sólo acá, en el mundo en general ocurre un proceso similar, sobretodo en los géneros en los que nosotros incursionamos: esta es la única manera que tienen las bandas de poder llevar grandes cosas a cabo; organizarse y patear todos para el mismo lado.

P.B.: ¿Qué es el Math Rock?

Sebastián: El math rock es un subgénero que se origina a fines de la década del ‘80. Había bandas de post-hardcore o noise rock que comenzaron a incorporar elementos como métricas irregulares, o riffs de guitarra poco convencionales y un sonido más enfocado al aspecto técnico, asociado al manejo de polirritmias o arreglos rítmicos complejos. En la década de los ‘90 se terminó de consolidar y fue mutando, abarcando sonidos y recursos de otros géneros, como el jazz y el midwest emo, o técnicas como el tapping. El sitio Fecking Bahamas (portal global dedicado al math rock) tiene un artículo muy bueno al respecto a la historia del género, como también un compilado de bandas argentinas, cuya mayoría forma parte de nuestro catálogo.

Juan: Lo interesante de este género es que no está atado a nada. ?En nuestro sello la vasta mayoría de las bandas hacen math rock y aún así suenan muy diferentes entre sí. Es una gran comunidad de músicos interesados en hacer cosas que no respeten esquemas predeterminados y que tienen una gran conciencia e interés por lo que están haciendo.

Foto por Renata di Paolo.

P.B.: Hace unos meses pudieron participar de una serie de Fechas con Sport (Francia) ¿Cómo fue la experiencia?

Juan: La movida de Sport la organizó Paper Heart, otro sello emergente, enfocado en el emo/hardcore, que comparte la misma ética de trabajo que nosotros. Estuvimos presentes en ambas fechas, con Puerto Austral y archipiélagos como exponentes, armamos nuestra feria de discos y hasta jugamos un picadito anomalía vs. Sport. Tuvimos la suerte de compartir unos días con ellos y, además de buenos músicos, son una gente fantástica y con una visión muy similar a la nuestra sobre cómo funciona el mercado de la música hoy por hoy. Ellos se manejan completamente por su cuenta y han logrado viajar por todo el mundo.

Sebastián: Este tipo de movidas te ayudan a proyectar las cosas de forma internacional. Nosotros estamos en contacto con las movidas de math rock de la región y somos una especie de referencia en lo que respecta al math rock en el Cono Sur. Nuestro sello cuenta con dos bandas chilenas, Hélices y Arrecifes, y a fines del año pasado hicimos nuestro primer experimento trayendo a los chicos de tortuganónima (Chile también), y para fin de este año estamos gestionando una visita internacional muy interesante…

P.B.: Varias bandas de su sello discográfico han girado por distintas provincias e inclusive países ¿Cómo fue la experiencia? ¿cómo gestiona una gira en estos tiempos de economía difícil?

Juan: La realidad es que todo nace en uno, desde lo autogestivo: mandar mensajes, conectarse con bandas de otros lugares con propuestas similares, organizar una movida, ir y tocar, que es finalmente lo que queremos. Por ejemplo, con Malviaje hemos ido a tocar a Chile en 2017 y a México en febrero de este año.

Diego Manatrizio: En el caso de Hungría hemos ido a tocar a Córdoba, a la presentación del disco de Ríoseco; a Rosario y al festival Psicotropía en Carcarañá (Santa Fe). En todos los casos, hemos sido invitados por las respectivas organizaciones y se hicieron cargo de nuestros gastos en pasajes y hospedaje. De lo contrario, no hubiéramos podido hacerlo.

Juan: Ahora estamos a un mes de volver a México para tocar con una de nuestras bandas favoritas, Tricot (Japón), y eso lo organiza la gente de Forever Alone Fest. Esta movida nos puso en contacto con ellos y ahora estamos organizando algo grande junto a ellos, LeRockPsicophonique (Chile), Sinewave (Brasil) y Rango (Perú).

Foto por Renata di Paolo.

Cinco razones para asistir al próximo ciclo anomalía:

1- Es la última fecha de Malviaje antes de su presentación en México.

2- Es una movida emergente que ofrece una propuesta única en Buenos Aires.

3- Primera vez de Lascavx y Colonia de Vacaciones en el ciclo, dos bandas emergentes que merecen la pena ser escuchadas.

4- Apoyar la escena independiente y ayudarnos a perpetuar la movida

5- Porque la vas a pasar bien: excelente curaduría, buena música, comida vegana, feria de discos independientes y una atmósfera distendida en el accesible Espacio Cultural Mi Casa.

Entrevista por Mariano Matías de los Ríos.

PRÓXIMA FECHA:

Jueves 24/5 (preferiado): Malviaje / Lascavx / Colonia de Vacaciones

Espacio Cultural Mi Casa (Agüero 787, CABA) – 23 hs.

https://www.facebook.com/events/163504474328032/

CATÁLOGO ANÓMALO:

https://anomaliaediciones.bandcamp.com/

 BANDAS: archipiélagos / Arrecifes (Chile) / Deformica / Diente de Oro / haikus / Hélices (Chile) / Hungría / Kjjjjjjjjj / Malviaje / Paso Viejo / Puerto Austral / TOTS / Ventanas / YON

VIDEOS:

archipiélagos @ CC Matienzo [anomalía fest 2017]:

 

Hungría @ Sesiones Balú

Malviaje @ Sesiones Low Noise (México):

 

anomalía fest 2016 (playlist) @ EC Campustallae:

 

Puerto Austral @ El CIR (fecha con SPORT):

 

Diente de Oro @ anomalía #010:

 

haikus @ Lo-Fest 2017

 

TOTS @ anomalía #013:

REDES ANOMALÍA

https://www.facebook.com/anomalia.ediciones/

https://www.instagram.com/anomalia.ediciones/

https://www.youtube.com/anomaliaediciones

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

A %d blogueros les gusta esto: