Pommez Internacional en el teatro Caras y Caretas

Una noche emocionante a modo de despedida de un año muy importante para Pommez Internacional.

pommez-caras-y-caretas-14-noviembre-2015-matiascasal
Pommez Internacional en el Centro Cultural Caras y Caretas. Foto por Matías Casal.

Tras su última y muy reciente gira por Europa, los Pommez decidieron celebrar el cierre de su año a todo trapo. La locación elegida para esta ocasión fue el teatro Caras y Caretas con una propuesta diferente, mucho más íntima y detallista. La banda con su formación actual y con participaciones especiales de algunos de sus ex miembros como Nicolás Uboldi y Ulises Viola a modo de conmemoración del recorrido que los llevó hasta donde están hoy ubicados: como una de las bandas emergentes en ascenso más destacada de la escena.

Pasando por cada uno de los diez temas de su disco de estudio “Buenas Noches América”, en un viaje de sensaciones y una gran fuerte data lírica por parte del front man Juan Ibarlucía, con un rock que apuesta a lo experimental. La excelencia de la banda se basa en sus integrantes: el bajo, por momento distorsionado, de Tomás Bonifacio que marca el ritmo junto con el teclado de Ignacio Cruz (que con Ibarlucía forma una dupla de pura energía y conexión) y las texturas hermosas de la guitarra de Demian Scalona. A su vez, Hernan Ballotta más conocido como “El Pulpo” desplegando todo su virtuosismo en la batería y la percusión de Nicolás Croci que toma protagonismo en canciones como “Dragón” y “Calle Libertad” generando un clima mucho más bailable. Entre el rock experimental y los sonidos más latinoamericanos, Pommez Internacional tiene ciertas referencias góspel, por ejemplo con sus coros en temas como “La celebración”.
Tras finalizar su recorrido por el disco, decidieron regalarle al público varios temas inéditos en un acústico conmovedor. Entre ellos, Juan cantó solo con su guitarra frente al público uno de los primeros temas que escribieron como banda “Amor Hierro” con una emocionante letra que erizó la piel del público. Luego de eso, se acopló la banda nuevamente junto a él en “Celebrar es un derecho divino” donde el protagonista fue la mandolina de Demian Scalona, un sonido sublime. Y finalizaron con “La Matanza”.

Pommez Internacional en el Centro Cultural Caras y Caretas. Foto por Matías Casal.
Pommez Internacional en el Centro Cultural Caras y Caretas. Foto por Matías Casal.

El público no quería irse y comenzaron a pedir una más, es así que volvieron para un bis presentando tres temas nuevos, adelantando un poco de su nuevo trabajo, en una búsqueda diferente y evolucionada.

Pommez Internacional es una banda que apuesta mucho a la calidad y al contenido de cada uno de sus temas, con un show enérgico, donde se logra bailar pero a su vez también generar una cierta introspección. Ellos son internacionales porque suenan como si no fuesen de acá, ni de allá, ellos son de algún universo paralelo que los trajo hacía nosotros para mostrarnos un camino, para generar en nuestras almas una razón más para creer.

Citándolos “Bailan en un ritmo. Directo.  Al ras la intensidad.  Abrir las manos y recibir la gracia.” Solo queda esperar para volver a recibir de ellos la gracia divina de su música que no tiene límites ni fronteras.

No Comments Yet

Comments are closed