Paloma del Cerro, una semilla musical que crece desde la tierra hacia el cielo

Paloma del Cerro es sinónimo de música, sin embargo esta analogía no se construyó de la noche a la mañana. Como todo, fue un proceso gradual, lleno de matices, experiencias y elecciones que fueron trazando su destino a lo largo del camino que la llevó a que hoy la música sea el centro de su vida.

09

“Canto desde que nací”

Recapitulando su identificación con el canto, Paloma recuerda que cuando era chica, pasaba horas cantando en el zaguán de su abuela, un lugar dotado de una acústica especial que la invitaba a pasar el tiempo entreteniéndose de esa manera. Paloma, al igual que tantos niños se alimentó de las fantásticas canciones de María Helena Walsh. Durante su adolescencia escuchaba Queen y también recibió una importante influencia Punk por parte de su hermano mayor, quien en ese momento era skater e inculcó en ella bandas como The Ramones, La Polla Records, etc. Esta dosis de rebeldía no se limitó sólo a escuchar Punk y ya, sino que la impulsó a emprender su primer proyecto musical junto a Grod Morel (actual productor de Paloma del Cerro) con quien formó un grupo llamado Oupen Sors.

Paloma recuerda que se la pasaban zapando en un loft, y destaca que no empezaban a componer desde la canción, sino tocando y cantando sin estructura, lo cual trae aparejado una ineludible liberación y expansión, afirma que “la música son las canciones, pero más que canciones son la infinitud”.
Después de Oupen Sors hubo un proyecto rockabilly llamado “Las Chaquetas de Cuero”, cantaban en ingles, hacían algunos covers y hasta llegaron a compartir una fecha con Los Peyotes. Fue algo que pasó, lo disfrutó y forma parte del camino. Pero la artista expresa que hoy día no cree factible volver a cantar en inglés porque en cierta forma es un idioma con el cual ya no se siente identificada.

02

El trayecto de encontrarse a sí misma en el canto, no fue un pase mágico. La música siempre se manifestó en su vida de distintas maneras, sea jugando a cantar en un zaguán en lugar de jugar a las muñecas, emprendiendo proyectos musicales de los más variados junto a sus amigos, etc. Pero en un principio Paloma no se dedico de lleno a esto, no estudio música ni fue a un conservatorio, sino que su despertar musical es más bien de carácter esencial. La música simplemente siempre estuvo y está dentro suyo, lo que paso con Paloma del Cerro es que asumió esto y se encontró a sí misma encontrándose con la música. “La música es un medio de transformación muy fuerte, al cantar se rompe una estructura y se conecta con el corazón” Afirma la artista, que al día de hoy a demás de tomar clases de canto, las dicta y lleva adelante su propio taller.

Su primer disco “Gozar hasta que me Ausente” lanzado en Noviembre del 2011, es un álbum experimental donde aflora el concepto de su música, que justamente se basa en la no conceptualización, en la versatilidad de desencasillarse y volver a desencasillarse en cada canción sin perder la esencia jamás. Esta descripción puede leerse un tanto contradictoria, sin embargo es la más allegada cuando se trata de contar mediante palabras de qué se trata el primer álbum de Paloma. Gozar hasta que me Ausente es un viaje sonoro que invita al oyente a conectar, danzar, soltarse, curar, tomar conciencia y a la vez perderla, abrazar el cielo y también la tierra, un espiral de sensaciones donde cada canción es una experiencia nueva.

Actualmente Paloma del Cerro está trabajando en su segundo disco que pretende ser una “canción eterna”, como una semilla que tiene la fuerza de ser semilla, ser
árbol y a su vez ser los próximos árboles. En este caso, la artista apunta a elaborar un álbum más bien referencial, sin perder la esencia versátil que a las claras la caracteriza. El próximo disco abarca lugares como la eternidad, el cielo y la tierra, pasa por un bolero al amor amarrete que canta junto a Miss Bolivia donde entonan “lo siento cariñito mío, así me enseño la telenovela a amarte”, un ensayo sociocultural sobre el amor contenido en una sola frase. A esto se suma un ícaro más que bailable, una canción en chino y seguramente unas cuantas sorpresas más que solo cuando salga el disco podremos descubrir y disfrutar.

Con esto esperamos haberlos informado un poco más sobre esta brillante artista, que a través de su música planta semillas de conciencia y mensajes de expansión en quien la sepa escuchar, una oportunidad de hacerlo sería este sábado 15 de noviembre ya que se presentará en el Museo de Bellas Artes por la Noche de los Museos junto a Miss Bolivia y Tremor.

10

Fotos Por Mica Cortina

No Comments Yet

Comments are closed